Descubre los beneficos de la luz pulsada intensa (IPL)

La Luz Pulsada Intensa (IPL) es una novedosa tecnología que consiste en la emisión controlada de pulsos de luz de alta intensidad en la zona a tratar.

Imagen Ipl
Luz pulsada

¿Qué es la Luz pulsada intensa (IPL)?

Es un tratamiento superficial que permite homogeneizar el tono de la piel y aportar luminosidad. Además, este tratamiento ayuda en el rejuvenecimiento y mejoría de la calidad cutánea orientado, entre otros casos, a actuar sobre arrugas finas, manchas y capilares dilatados.

También produce mejoría del aspecto de la piel al reducir el tamaño del poro. Los tratamientos con luz pulsada intensa (IPL) no requieren anestesia, ya que son procedimientos no invasivos que se realizan en consulta para mejorar o rejuvenecer el aspecto de la piel.

La energía de la luz permite mejorar paulatinamente la textura y tonalidad, eliminando poros dilatados, vello, rojeces, manchas y las pequeñas arrugas en las capas más profundas de la piel. 

La duración variará según el tamaño de la zona que se quiera tratar, pudiendo oscilar entre 30 minutos y 1 hora. Tras la sesión, el paciente puede maquillarse si lo desea y volver a su rutina normal. En cuanto al número de sesiones, es variable dependiendo de cada persona y del tipo de IPL empleada. Generalmente, el tratamiento inicial requiere un mínimo de 3 sesiones, 1 sesión al mes, y se recomienda realizar 1 sesión de mantenimiento anual para prolongar los efectos.

Beneficios de la luz pulsada intensa(IPL)

Los tratamientos de Luz Pulsada Intensa en IPL pueden estar dirigidos a actuar sobre diferentes signos de envejecimiento de la piel, como los siguientes:

Rejuvenecimiento cutáneo: La IPL puede estimular la producción de colágeno, lo que ayuda a mejorar la textura de la piel, reducir las arrugasfinas y mejorar la  elasticidad de la piel, lo que resulta en una apariencia
más juvenil.

Reducción de manchas y pigmentación: La IPL puede ser efectiva en la reducción de la pigmentación irregular, manchas solares, pecas y otras lesiones pigmentadas, logrando una piel más uniforme en tono y textura.

Tratamiento del acné: La IPL puede ayudar a reducir la inflamación y la bacteria asociada con el acné, así como a mejorar la apariencia de las cicatrices de acné.

Reducción de vasos sanguíneos visibles: La IPL puede ser efectiva en la reducción de la apariencia de vasos sanguíneos rotos en la piel, como los asociados con la rosácea o las arañas vasculares.

Mejora de la apariencia de la piel dañada por el sol: La luz pulsada puede ayudar a mejorar la apariencia de la piel dañada por la exposición solar excesiva, reduciendo la apariencia de líneas finas, arrugas y manchas solares.

Tratamiento de lesiones vasculares benignas: La IPL puede ser utilizada para tratar lesiones vasculares benignas como hemangiomas, telangiectasias y rosácea.

Luz pulsada